Abarcas Menorquinas

COMO CUIDAR TUS AVARCAS MENORQUINAS DE PIEL

Si conoces las avarcas menorquinas sabrás que son el calzado típico de Menorca, una sandalia fácil de llevar, muy combinable y perfecta para disfrutar del verano. La avarca tradicional se fabrica de forma artesanal con pieles naturales de gran calidad, lo que la convierte en un calzado muy duradero y eso nos gusta, porque cuando compramos zapatos que nos encantan desearíamos que duraran para siempre ¿verdad?

No guardarlas correctamente o no limpiarlas de la forma adecuada puede hacer que tus avarcas no luzcan como cabría esperar. Por este motivo, te enseño a continuación algunos tips y consejos muy útiles para que puedas cuidar de tus avarcas menorquinas y que puedan durarte aún más.

 

CÓMO LIMPIAR LAS AVARCAS MENORQUINAS SEGÚN LA PIEL

¿De qué material son tus avarcas? No todas las pieles son iguales y por ello cada una necesita un cuidado y un trato especiales para que tus menorquinas se mantengan nuevas durante mucho más tiempo.

Por ejemplo, no puedes limpiar una avarca de ante o nobuck de la misma forma que lo haces con una de cuero, ya sea vecchio, box o seta. Estos materiales son totalmente distintos y cada uno debe limpiarse y cuidarse de una forma específica. Si por casualidad aplicaras una técnica de limpieza o utilizaras un producto sobre la piel que no debías, podrías llegar a estropear el material y con ello tus queridas avarcas menorquinas.

Por este motivo, te dejo aquí algunos trucos y técnicas para que tus avarcas de Menorca luzcan como nuevas durante mucho tiempo.

 

Como limpiar tus avarcas de cuero (Box, Seta, Napa)

Las avarcas menorquinas de cuero son las de mantenimiento más sencillo. Eso no significa que no necesiten atención por nuestra parte. ¡Todas nuestras avarcas la necesitan!

Para limpiarlas a diario basta con pasar un trapo humedecido con un poco de agua por toda la superficie. Te recomiendo poner tu mano con otro trapo dentro de la parte delantera mientras realizas el proceso. Así, además de resultarte más cómodo, evitarás mojar la zona de la palmilla o plantilla, que está compuesta por un material diferente que podría absorber el agua y cambiar de tono.

Si quieres evitar que tus avarcas de cuero se estropeen con el paso del tiempo necesitarás un cepillo de cerdas suaves especial para calzado, un trapo y crema de betún incolora.

En primer lugar debemos limpiar los restos de polvo y suciedad con el cepillo o con el trapo humedecido para después aplicar el betún incoloro. Una vez se haya secado la crema de betún, lo retiraremos con el cepillo para darle brillo y los limpiaremos con un trapo seco suave. ¡Verás lo bien que quedan!

Mi consejo extra es que antes de guardarlas para el invierno y al volver a sacarlas en primavera nutras tus avarcas de cuero con una crema hidratante especial para calzados. Alargarás muchísimo su vida y parecerán nuevos.

Como limpiar tus avarcas de ante o nobuck

Es posible que hayas evitado comprar avarcas de ante o de nobuck porque crees que son materiales más delicados o que necesitan una limpieza especial. Pero sus colores y su textura te encantan ¿verdad? ¡Igual que a mí! Pues ya no tienes excusa, porque aquí te dejo los mejores trucos para limpiarlos y que tus avarcas se vean nuevas por mucho tiempo.

Para limpiarlas a diario tan sólo necesitamos un cepillo o esponja especial para nobuck y ante. Debemos cepillar siempre la piel con cuidado, siguiendo la dirección del pelo en el caso de las avarcas de ante.

null

 

Si lo que quieres es limpiar una mancha, utiliza una goma de borrar y aplícala sobre la mancha. Después eliminas los restos con la esponja y ¡voilà! Como nuevas otra vez.

Evita siempre que puedas mojar tus avarcas de ante y nobuck, pues al ser pieles naturales absorberán el líquido y pueden quedarte algunas zonas con un tono más oscuro. Pero en el caso de que ocurra y no puedas evitarlo, puedes utilizar toallitas de bebé para humedecer el zapato de forma uniforme, para evitar que parezcan manchadas.

 

Como limpiar tus avarcas de cuero engrasado o envejecido (Vecchio)

Las pieles engrasadas o envejecidas necesitan también un trato especial en cuanto a limpieza y cuidado.

Puedes limpiarlas a diario con un cepillo o trapo suave y seco, quitándoles el polvo y la suciedad. Además, para mantener su elasticidad y evitar que se estropeen y se agrieten, te recomiendo aplicarles ceras naturales o grasa especial para este tipo de pieles.

 

Como limpiar tus avarcas de piel metalizada (Metal Kid)

Si tienes avarcas en pieles metalizadas, puedes cuidarlas con productos específicos para estos colores que puedes encontrar en el mercado, evitando así los roces que aparecen con el uso.

 

Pespuntes siempre perfectos

Todas las avarcas menorquinas clásicas tienen un pespunte que rodea su forma y le da ese toque característico. Para que podamos mantener siempre blanco este detalle tan solo necesitaremos un cepillo de dientes nuevo. Con él rasparemos con cuidado todo el pespunte, siempre en la dirección misma del hilo para evitar que se deshilache.

 

Las avarcas menorquinas y las embarcaciones

Pasear en barca, en llaut o en velero por la costa de Menorca puede ser uno de los mejores recuerdos que puedes llevarte de la isla. Te recomendamos que evites que tus avarcas entren en contacto con el gasóleo o la gasolina, pues sus componentes pueden dañar la suela y manchar la piel de tus avarcas.

 

CUIDAR LA FORMA

Si quieres mantener tus avarcas durante años, debes cuidar que mantengan su bonita forma original. Por eso, te recomiendo que sigas estas sencillas instrucciones a la hora de guardarlas y alargarás la vida de tus sandalias de verano favoritas.

La manera más fácil de guardar las avarcas menorquinas es colocándolas en un zapatero vertical, de forma que queden apoyadas sobre la punta sin dañar la tira trasera ni la parte delantera.

Sin embargo, no todas tenemos un mueble como ese, así que te enseño otra forma para guardarlas con este sencillo truco: coloca la parte delantera de una avarca justo dónde está la parte trasera de la otra. Verás que encajan perfectamente. Ten cuidado de que las tiras traseras queden bien erguidas y no cojan una forma extraña. Entonces, apóyalas de lado sobre la goma y así podrás guardar un montón de pares sin dañarlos ¡en muy poco espacio!

Si quieres, además puedes colocar una bola de papel de seda en la punta para mantenerla redondeada. No es necesario que sea demasiado grande ni que se apriete contra la piel, tan solo buscamos un pequeño soporte para que continúe en la posición original. Si no tienes papel de seda, no te preocupes, con papel blanco también puedes hacerlo, pero ¡ojo! No uses nunca papel de periódico ni otros papeles con tinta, pues podrías manchar el forro de piel interior.

Siempre lejos de la luz

Para que el color de tus avarcas se mantenga lo más bonito posible, debes evitar guardarlas en lugares donde les dé la luz, especialmente la solar, y aunque, no tan rápidamente, la luz eléctrica también hace estragos en la piel. Al igual que pasa con las personas, la piel natural absorbe los rayos solares y puede hacer que tus avarcas pierdan su color original.

 

¿Qué te han parecido estos trucos? Seguro que a partir de ahora tus avarcas menorquinas se mantendrán como nuevas durante mucho más tiempo y podrás limpiarlas sin miedo a estropearlas, y en un mínimo espacio. Ya no tienes excusa para ampliar tu colección de avarcas menorquinas ¡Yo tengo pares para todas las ocasiones! ¿Cuántas tienes ya?

Envío gratis A España al comprar 2 pares o más de abarcas menorquinas

Cambios hasta 15 días ¿No estás satisfecho con tu pedido? Tienes 15 días para cambiarlo sin compromiso

Devoluciones hasta 20 días Devuelve tus productos a través del Formulario de cambios y devoluciones